Marcel Duchamp – Buscando luz de topos

Otra de las viejitas, de un grupo que ha sabido revivir y darle nuevos aires al punk en Chile: Marcel Duchamp. Sin duda, una tremenda banda, que a través de su atrevimiento musical, sus lúcidas letras, y su original estética, se ha convertido en uno de los mejores exponentes del anarcopunk, movimiento que a la vez satirizan y critican constantmente en sus letras…

Quizás algunxs digan que esto no es música: es grito. Y si, es cierto, es un grito, porque el punk nació como un grito, y para mantener su esencia y su actitud, debe seguir siendo un grito. No sólo en lo musical, sino en lo lírico, escénico, estético. Y Marcel Duchamp es eso. Musicalmente se aleja bastante de los clichés “anarcopunk”, pero en sus letras se encuentra un fuerte sentido crítico y hambre de justicia social, a pesar de los inicios dadaístas de la banda. Es una banda “rara”, o sea, original, con temas de 30 segundo, y hasta de 5 segundos; en los cuales la banda sabe desplegar a partir de vivencias cotidianas y personales, todo un abanico de problemáticas globales.

Sobre el disco, se trata del primero de edición formal, original, “presentable en sociedad”, editado por el sello independiente Masapunk. Una factura increíble, con una portada de lujo, que recuerda verdaderamente al  mítico Marcel Duchamp. Un disco que no dura más de 30 minutos y que trae más de 20 temas. Uno de los mejores de la banda, con un bello titulo: “buscando luz de topos”… buscando esa luz que pocos se atreven a mirar.

Es un trabajo cargado de frases que llegan directo a la conciencia, como “Nadie nos ha enseñado a perder, aprendimos todos solos, abrazados al precipicio de la inseguridad. Escépticos de todo, siendo nuestros propios maestros, por instinto…” (“Buscando luz de topos”), que si bien responden a una temática bastante personal, incluso sentimental, tiene un olor a problemática colectiva. No es algo que me pasa a mí, es algo que me pasa a mí, a ti, y a todxs… Es un disco repleto de temas cortos pero certeros, como “Silencio”: “este sistema de mierda nos cagó la vida, hace pedazos los sueños, roba el amor, llena de odio e impotencia”, que sigue la línea de lo sentimental, pero a la vez político y social, marcando cada sílaba con un golpe de caja en la batería, lo cual da un efecto muy interesante.

Otro gran tema es “Dar la vuelta”… “No estoy muerto, pero ya no siento el corazón, quiero estar solo, entir el vacío (…) construir para mí, ser egoísta por un segundo, dar la vuelta y no mirar atrás”, una canción que sigue con la línea personal y sentimental, claro, pero que habla de los sentimientos originados por una vida en encierro en una egoísta colectividad. Aún bajo el techo doble de la temática político-personal, se encuentran temas como “Confusión” (“nada tiene sentido ahora, necesito un nuevo slogan para justificar mi vida”), y “Amárralo todo”, un excelente tema, con una música que no pudo ir más de acuerdo a la letra… “despierta luego de ese sueño, no serás nunca quien quieres ser a ese paso. Por ahora sé tu mismo y conoce bien tus armas. Amárralo todo, cerca, bien cerca”. Temazo. Y como todo disco, también tiene su declaración de principios: “No voy a estar donde tú quieres, y con eso es suficiente” (“Suficiente”).Un tema bastante interesente es “Mariposas secas”, un grito anti-consumo, pro-vegano y apátrida, que queda de manifiesto con sólo el encabezamiento de la lírica: “me da asco, septiembre me da asco”.

Una de las cosas más preciadas del disco, es la crítica interna que se hace al punk como movimiento, y como sujeto, con temas como “Déjalos tranquilos”, que habla sobre esa gente que, al igual que los fascistas, discriminan a todo aquel que no sienta ni piense como ellos: “¿qué clase de abierto de mente no puede respetara quien no es de sus amigos?”; y “La rueda de la bicicleta”, que critica a los supermachos amantes de la violencia y del alcohol, “50 hombres alcoholizados nada lograrán cambiar”. El mismo problema de siempre: ¿Qué puede hacer un borracho contra el Estado?

Por último, hay dos temas, que a mi parecer, tienen las dos mejores líricas del disco, o al menos, unas de las más claras y directas. Uno de ellos es “Control”, que habla de cómo la economía va consumiendo nuestras vidas, y pareciera ser que nosotrxs estuviésemos al servicio de la economía, y no ella al servicio de nosotrxs: “Y ni mi cuerpo puede ser mío, ni mi mente puede ser mía, me han creado tantos vacíos que ya no puedo vivir sin ellos / He tenido que comprar, he tenido que venderme / Estoy aquí parado en sus calles, con monedas en los bolsillos, con la insensata sensación de que no las necesito”. Y el otro es “Palabras”. Una obra maestra. Un tema en el cual, la base sonora queda de fondo, para poner en primer lugar la voz de una mujer, diciendo cosas que se hablan a menudo, pero habladas esta vez de una manera distinta. “Discúlpame por no ser tolerante, peor el fascismo es odioso en todas sus maneras. / ¿Qué es ser libre para ti?. Yo estoy preocupad@ por esto, porque mis amigos no están tranquilos, porque mi madre sufre, porque yo no soy feliz / Y la música es lo único que sé hacer, es la única arma que puedo cargar. Y las letras de mis canciones no las disfruta nadie,porque hablan de un amor que no puede ser posible / Es sólo que pienso en utopías, discúlpame por ser así de inocente”. Para mí, la mejor de Duchamp.

Anuncios

Una respuesta to “Marcel Duchamp – Buscando luz de topos”

  1. siiiii palabras es bacan (L)
    me gusta caleta duchamp

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: